¿POR QUÉ "AUDAZ Y TANGUISTA"?

"El gallego, audaz y tanguista, ha nacido cuatro siglos demasiado tarde.
Para él fueron aquellos tiempos de conquista de imperios,
cuando la audacia y el genio de los españoles trocaron en realidad algo
que parecía una quimera"
Así habla un viejo recorte de periódico de mi abuelo, Ángel Tejeiro Casteleiro, boxeador entre 1923 y 1933, campeón de Cataluña del peso ligero cuando aquello suponía el número dos o tres del escalafón nacional de la categoría. Yo no llegué a conocerle, y hoy la Federación Española de Boxeo dice que no sabe, no contesta, que los archivos se quemaron cuando la guerra y que oficialmente no queda constancia de él. Igual es que, para esta gente, tirar de hemeroteca no merece la pena. Supongo que, por el mismo motivo, tampoco saben nada de otros grandes nombres del pugilato español de principios del siglo XX. Hombres bravos con los que mi abuelo compartió una buena amistad -como Hilario Martínez, José de la Peña, Serafín Martínez Font, Ricardo Alís, Víctor Ferrand, Ignacio Ara- o con quienes tuvo la ventura de coincidir dentro y fuera de los rings, como Martín Oroz, Joaquín Valls, Luis Rayo, Tomás Cola, Tomás Thomas y tantos otros. Esta página va dedicada a todos ellos, a recuperar su memoria en unos tiempos en que cualquier payaso se las da de celebridad. Está en construcción, como veis: de momento he recogido datos de Ángel Tejeiro, Hilario Martínez, Martín Oroz, Díaz II, Ángel Artero, José Gironés, Jorge Salvany, Josep Ubach, Emilio Gil "Blind" y Rodri. También se muestra una lista de los campeones de España desde la fundación de la FEB hasta el comienzo de la guerra (que yo sepa, es la primera vez que se publica). Animo a quien quiera honrar a estos grandes boxeadores a que colabore con datos, preguntas, comentarios, fotografías o cualquier otro material. Va por ellos. Va por ti, iaio.

Ángel Tejeiro (1906-1965)


Un hombre muy valiente. Se crece ante el ataque, y a medida que la pelea avanza todo él se embravece más y más; pega muy duro y no está contento mientras no ve la sangre correr”. Así definía el boxeador cubano Relámpago Sagüero (uno de los mejores que ha dado la isla) a mi abuelo, Ángel Tejeiro. Y no era pasión de amigo. “Con el estilo de aquellos púgiles tan tremendamente eficaces que son los americanos, Tejeiro maneja los brazos con ritmo incansable, pero no pega duro. Encaja como un héroe. Resiste la pelea dando la cara, como un valiente, como un gran batallador”, dice La Vanguardia. “Un crítico de boxeo americano, hablando de Angel Tejeiro, ha dicho: Tejeiro es un hombre a quien no se va a ver ganar ni perder. Se le va a ver pelear. Es uno de los pocos que devuelve al espectador el importe de su ticket más un crecido interés en emociones, porque combate de campana a campana, sin dar treguas, sin desperdiciar oportunidad de pegar", recoge Boxeo.

Ángel Tejeiro y Casteleiro combatió como aficionado entre 1923 y 1924, con 11 combates: 7 victorias (1 por KO), 2 derrotas, 1 sin decisión y 1 desconocido. En 1923 alcanzó el título de Campeón de Cataluña aficionado de peso gallo. Como profesional, disputó 92 combates entre 1924 y 1933, con: 52 victorias (20 por KO), 26 derrotas, 13 nulos y 1 sin decisión. En 1927 alcanzó el título de Campeón de Cataluña de peso ligero.

Ángel nació en la barriada de Caranza, de El Ferrol (La Coruña) el 19 de mayo de 1906. Su padre, Constantino Tojeiro García, era marino mercante. Su madre, Joaquina Casteleiro Tellado, era de una extensa familia de Caranza. Ángel tuvo dos hermanos: Benita (1904) y Juan Constantino (1911). Hacia 1916 Ángel y sus padres emigraron a Barcelona.

BOXEO AFICIONADO (1923-1924)

La carrera pugilística de Ángel Tejeiro se inicia en el verano de 1923, cuando la Federación Española de Boxeo organiza en Barcelona los Campionats de Catalunya de Boxing aficionat como plataforma para la selección de los representantes del país en los Juegos Olímpicos de París de 1924.

Por aquel entonces el boxeo es uno de los deportes más populares del país. En Barcelona, capital de este deporte en España y sede de la Federación Española de Boxeo, existen más de media docena de clubes, y se organizan veladas en gran número de teatros y locales.

Tejeiro, que milita en el Catalunya Athletic Club, se inscribe en los Campionats dentro de la categoría del peso gallo. Tras vencer a los puntos a Sánchez (30 junio 1923), se enfrenta en la final a Batiller, en el parque de la Ciudadela. Tejeiro vence a los puntos y es proclamado campeón de Cataluña amateur de los pesos gallo (2 agosto 1923).

Además de estas peleas, durante 1923 y 1924 disputa (siempre en Barcelona) 9 combates más como aficionado, con 5 victorias y 2 derrotas:

  • 4 victorias por puntos (Jover, Díez en dos ocasiones, Molina)
  • 1 victoria por KO (Borrell)
  • 2 derrotas por puntos (Vitriá, Fábregas)
  • 1 pelea sin decisión (Antònio)
  • 1 pelea de la que desconocemos el resultado (Valdero)
Los buenos resultados hacen que sea preseleccionado para el equipo olímpico de 1924, aunque finalmente se queda fuera de los mismos. Los combates de 1923 los realiza dentro del peso gallo; los de 1924 en el peso pluma, inmediatamente superior.

PRIMEROS AÑOS DE BOXEO PROFESIONAL (1925-1928)

Tras un año sin disputar combates, en septiembre de 1925 Tejeiro reaparece como profesional, aún dentro del peso pluma. En esta categoría permanece 10 meses, disputando 11 combates. Aunque el comienzo es irregular, poco a poco Tejeiro va sintiéndose cada vez más cómodo en el ring, consiguiendo un buen balance de 6 victorias, 3 derrotas y 2 nulos:

  • 4 Victorias por puntos (Mompó, Bruguer, Roca, Alberni)
  • 2 Victorias por abandono (Foca, Salvany)
  • 2 Derrotas por puntos (Diógenes, Brú)
  • 1 Derrota por abandono (Antònio)
  • 2 Nulos (Aracil, Dempsey)
En julio de 1926 pasa al peso ligero. Aunque debuta en el mismo con una derrota, durante los 10 meses siguientes encadena una buena serie de victorias (todas en Barcelona, excepto una en San Sebastián) que le valen la inclusión en la “1ª serie” de la Federación Española de Boxeo, lo que supone que se encuentra entre los 7 mejores púgiles de su categoría en España. Esta etapa concluye el 19 de mayo de 1927 con la victoria por puntos ante Pere Antònio y su proclamación como Campeón de Cataluña del peso ligero.

En este periodo (julio 1926-mayo 1927) los resultados son:

  • 7 Victorias por puntos (Giménez, Alberni, Echevarría, Jim el Zaird, Dempsey, Ferret, Antònio)
  • 2 Victorias por abandono (Brú, Ted Jones)
  • 1 Victoria por KO técnico (Masferrer)
  • 1 Derrota por puntos (Kessler)
  • 1 Nulo (Torelló)
Su carrera hacia el título nacional pasa por el combate con el hispanoargentino Luis Rayo, que acaba de llegar a España dispuesto a todo. El enfrentamiento se celebra el 10 de junio de 1927, a 10 asaltos, pero Rayo saca a relucir todos los argumentos que le harán campeón de Europa dos meses más tarde, e inflige un duro correctivo a Tejeiro. Éste cae al tapiz en el tercer asalto, y aunque se levanta a la cuenta de nueve, no puede evitar que un nuevo crochet de izquierda acabe sacándolo del combate por KO.

Durante los siguientes tres meses Ángel intenta demostrar que la severa derrota no ha afectado a sus aspiraciones. Vence por puntos a Ferret en Barcelona y a Santiago Alós en Valencia, pero no puede evitar que Isidro Pérez le derrote, también por puntos, en dos ocasiones. En el segundo combate (29 septiembre 1927), Tejeiro pierde el título de Campeón de Cataluña.

Ángel encuentra un bálsamo en la gira que organiza la revista Boxeo, en octubre y noviembre de ese año, por Melilla, Andalucía y Levante. Dirigido por Luis Silvestre (director de Boxeo) y el ex campeón de España del peso welter, Pedro Sáez, el equipo lo componen Tejeiro y otros 5 ex campeones de Cataluña, además de otros 4 púgiles. Estos boxeadores se enfrentan entre sí y con otros adversarios de la zona, además de ejercer de árbitros de los combates y ofrecer exhibiciones de entrenamiento o de intercambio de golpes con otros compañeros. En esta gira, Ángel vence por puntos en dos ocasiones a Martínez Fort (en Melilla y Málaga), y por abandono a Leonart (Valencia). Pero la victoria más sonada es la que consigue en Melilla, por un rotundo KO en el 9º asalto, contra el welter Peña, legionario ídolo del Marruecos español.

De vuelta en Barcelona, Ángel Tejeiro demuestra que el episodio de Rayo y la pérdida del título están superados. Además de retar insistentemente a Isidro Pérez (que elude el enfrentamiento), en los 10 meses que transcurren hasta agosto de 1928 disputa 13 combates (en Barcelona, Madrid y Valencia) que se saldan con 8 victorias, 2 derrotas y 3 nulos:

  • 5 Victorias por puntos (Ramón Castillo en 2 ocasiones, Torres, Correa, Chamorro)
  • 2 Victorias por KO (Torelló, Juvé)
  • 1 Victoria por abandono (Sabaté)
  • 1 Derrota por puntos (Antònio)
  • 1 Derrota por KO (Torres)
  • 3 Nulos (Torelló, Sanz, Fritsch)
En junio, el manager Bertys le escoge como uno de los 3 púgiles que ayudan al ex campeón de España, Hilario Martínez, a preparar el combate con el campeón del mundo, que se celebra en Barcelona el mes siguiente. Hilario acaba de llegar de una larga estancia en América, y cuando regresa a ese continente, en agosto, Ángel decide marchar con él, cansado de esperar a la revancha por el título, y sin mucha sintonía con la afición catalana.

SEGUNDA ETAPA PROFESIONAL: AMÉRICA (1928-1931)

Nueva York

Durante cuatro meses Tejeiro combate en Nueva York, pero pronto comprueba la imposibilidad de obtener el veredicto de los jueces en combates ante los púgiles locales. “Si uno no gana por K.O. puede estar seguro de perder la decisión”, llega a afirmar. No lo dice gratuitamente: como recoje la prensa, el público protesta de forma airada cada vez que los jueces le arrebatan la victoria de forma injusta. Los combates de esta época son:

  • 2 Derrotas por puntos (Arty De Luca, Jimmy La Ducca)
  • 1 Nulo ante el campeón del peso ligero de Méjico, José González “el bulldog”
Puerto Rico

Desde Nueva York, Hilario y Tejeiro embarcan en noviembre rumbo a Puerto Rico. Allí permanecerá dos meses, disputando dos combates:

  • 1 Victoria por KO (Ramón Reyes)
  • 1 Derrota por puntos ante el campeón de Puerto Rico, Ray Rivera. Los asistentes, en pie, abuchean sonoramente la decisión durante largo rato, y los periódicos dedican sus titulares durante tres días a impugnar el fallo. En la revancha (el 23 de diciembre) Tejeiro se fractura el primer metacarpiano de la mano derecha en el primer minuto del primer round, lo que motiva la suspensión del combate.
Tejeiro e Hilario rompen con Bertys y el 27 de diciembre embarcan de regreso a Nueva York. Con ellos viaja el cubano William Utrera, que habrá de convertirse en su entrenador. Mientras se soluciona el pleito con Bertys no pueden boxear en Nueva York, pero sí en el resto de los Estados Unidos.

La Habana

La prohibición de pelear en Nueva York devuelve a Tejeiro e Hilario a Puerto Rico, de donde vuelven a embarcar hacia La Habana en febrero de 1929. Durante un año, Ángel viaja de forma frecuente entre Cuba y Tampa (Florida), disputando 7 combates en la isla y 8 en la Florida. En este tiempo su popularidad se agiganta –sobre todo en Tampa– y la prensa llega a calificarlo como “el ídolo de los aficionados tampeños”, que le siguen de forma entusiasta, protestan de forma encendida los veredictos desfavorables, y en alguna ocasión llevan a llevarlo a hombros hasta el vestuario. El balance de esta época arroja 8 victorias, 7 derrotas y 1 combate sin decisión.

  • 5 Victorias por KO (Tommy Quinn, Mario Paula, Anisio Orbeta, Mike Kelly, Glen Huckaby)
  • 3 Victorias por puntos (Johnny Northcutt, Young Miller, Caula)
  • 6 Derrotas por puntos (Pablo Canales, Alcibiades Ortega, Johnny Northcutt, Orbeta, Luis González, José González)
  • 1 Derrota por abandono (José González)
  • 1 combate sin decisión (Saturnino Tiberio)

New York

En marzo de 1930, ante la escasez de trabajo en Florida –y lo reducido de las bolsas que se pagan– Angel Tejeiro marcha a Nueva York e ingresa en la Guardia Nacional de los Estados Unidos, donde servirá como conductor de vehículos en el 27th Division Train (Brooklyn). Durante los siguientes 16 meses disputa otros tantos combates en Brooklyn, Connecticut, New York y New Jersey, con 9 victorias, 4 derrotas (con frecuencia contestadas por prensa y público) y 3 nulos:

  • 6 Victorias por puntos (Jimmy O’Brien, Rocky Rayo, Lou Morelli, Ralph Landis, Joe Emmons, Harry Wallace)
  • 1 Victoria por KO (Jimmy D’Zurro)
  • 1 Victoria por KO técnico (Ted McNulty)
  • 1 Victoria por abandono (Eddie Marko)
  • 4 Derrotas por puntos (Sally Schwartz, Murray Elkins, Jackie Phillips, Baby Joe Gans)
  • 3 Nulos (Joey Caruso, Charley Rauch, Frankie Stetson)

REGRESO A ESPAÑA (1931-1933)

En agosto de 1931 Tejeiro cumple tres años en los Estados Unidos, y las leyes de inmigración le obligan a salir del país. Lo avanzado de la temporada desaconseja la opción de México, de donde le han llegado ofertas, por lo que decide embarcar de vuelta a Barcelona. La revista Boxeo le situa por entonces a la cabeza de los cinco mejores pesos ligeros españoles, seguido por Martínez Fort, Micó, Sans y P.Catalá.

Durante año y medio peleará en Barcelona, San Sebastián y Madrid, a pesar de que no le faltarán ofertas desde México, Buenos Aires, Tampa o Milán. En este periodo se enfrenta a dos dificultades imprevistas. Por un lado, se encuentra con crecientes dificultades para mantenerse en el límite de los pesos ligeros, lo que le provocará algún disgusto hasta que acepte su integración en los welters, en primavera de 1932. Por otro lado, su estilo, aunque eficaz, resulta excesivamente americanizado para la afición española, a la que no acaba de agradar.

Hasta su retirada, en abril de 1933, disputa 10 combates, con 4 victorias, 3 derrotas y 3 nulos:

  • 3 victorias por puntos (Isasti en dos ocasiones, y Ramón Mir)
  • 1 victoria por abandono (Ron Lewis)
  • 3 derrotas por puntos (Pete Nebo, Micó y Manuel González)
  • 3 nulos (Canet, Manuel González y Habir).
Tras su retiro de los rings, Ángel hace algunos intentos de trabajar como profesor y mánager de boxeo. Sin embargo, apenas se dedicará a esas tareas durante unos meses. En las décadas siguientes trabajará como policía, profesor de gimnasia de los bomberos de Barcelona y profesor de inglés en el colegio de la Bonanova. Se casará en dos ocasiones; con la segunda esposa, Antonia Martínez, tendrá un hijo, Ricardo. Ángel Tejeiro fallece en 1965.

Más información en Wikipedia: http://es.wikipedia.org/wiki/%C3%81ngel_Tejeiro

17 comentarios:

  1. El 21 de septiembre de 1926 Tejeiro gana en Barcelona a Antonio Alberni a los puntos. Lo sé porque estoy cogiendo datos para la biografía de un boxeador vasco llamado Isidoro Gaztañaga, que fue un gran peso pesado en la misma época y ahí me enteré de que tu abuelo existía. Había que tener mucho valor para hacer lo que hizo tu abuelo, viajar a Cuba y Estados Unidos para pelear con boxeadores de aquellas latitudes, soportando en ocasiones tratamientos injustos de los jueces.

    ResponderEliminar
  2. Por cierto, otro motivo para ser republicano. Gaztañaga, nacido en el mismo año que tu abuelo, peleó con Carnera, estuvo a punto de hacerlo con Joe Louis y Uzcudun no quiso enfrentarse con él para el campeonato de España de los pesados. Como Uzcudun era falangista, de Gaztañaga jamás se ha hablado, el famoso y gran boxeador Uzcudun, símbolo de la bravura de la raza hispana como antes lo fueron Schmelling y Carnera muy a su pesar de la Alemania y la Italia nazis, se llevó todos los honores. Gaztañaga murió baleado en la frontera entre Argentina y Bolivia en el año 44 después de haber noqueado a algunos de los mejores boxeadores de su época. Una reseña en La Vanguardia informando de su muerte es prácticamente todo lo que se ha escrito recordándolo. Y eso que el dictador nos abandonó hace 34 años. ¿Qué es lo que hemos estado haciendo desde entonces los que luchamos contra el dictador? La memoria histórica por lo que se ve ni ha servido para enterrar como merecen a los muertos republicanos ni para poner a ciertos personajes en el lugar que les corresponde. Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Gracias por la información sobre Alberni, lukas. Uzcúdun fue sin duda uno de los grandes y como boxeador se merecía todos los honores que le tributaron (aunque en ello tuviera sin duda que ver el que fuera falangista); pero también es cierto que si la memoria ha sido injusta con los boxeadores de la época, lo ha sido especialmente con los republicanos como Gaztañaga. Supongo que ya lo sabrás, pero en http://hemeroteca.elmundodeportivo.es y en http://hemeroteca.lavanguardia.es están disponibles en pdf todas las páginas de estos periódicos desde que fueron fundados, con un inestimable instrumento de busca por el que se puede acceder a bastante información sobre Gaztañaga. Ánimo en tu biografía, y si quieres, cuando tengas un extracto me lo mandas y lo colgamos. Un abrazo,
    Ricardo Tejeiro

    ResponderEliminar
  4. Gracias, Ricardo, y ánimo con lo tuyo, supongo que es el mejor homenaje a tu abuelo que sigas hablándonos de sus contemporáneos. Te leeremos con mucho gusto.

    ResponderEliminar
  5. Recientemente hablé con Jesús Chausson, un viejo practicante de la lucha libre, quien me contó que en el año 60 marchó a Montreal con Hércules Cortés y que allí estaba Fidel Arciniega de abrecoches en un hotel. Una curiosidad que quizás te interese.

    ResponderEliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  7. Hola, mi abuelo, Manuel Vélez Gómez (Kid Vélez), fue campeón de Castilla sobre el año 1924, estoy intentando recopilar datos pero solo he conseguido un par de recortes de periódicos, me gustaría encontar algún poster sobre el campeonato, fotos tengo bastantes. Ando u poco perdida ¿podrías echarme una mano?
    gracias

    ResponderEliminar
  8. Para ArteSobre: estoy recopilando mucha información sobre la década de los 20, espero poder darte buenas noticias sobre Kid Vélez pronto. Lo del poster lo veo casi imposible, para qué te voy a decir otra cosa, como no sea a través de algún coleccionista o anticuario (y ni así). Si tienes algunas fotos interesantes, te agradecería que me hicieras llegar una copia (si no te importa). Un abrazo,
    Ricardo Tejeiro

    ResponderEliminar
  9. Para Ricardo Tejeiro: le comenté a mi padre que me había puesto en contacto contigo. Me dijo que recuerda el nombre de tu abuelo. El tiene bastantes fotos pero vive un poco lejos, aun así en cuanto vaya no dudes que te las enviaremos. Seguro que le hace mucha ilusión.
    Muchas gracias por todo, Eva Vélez

    ResponderEliminar
  10. Para Ricardo Tejeiro: por cierto mi padre me comentó que quien enseñó a mi abuleo fue Luis Rayo. Mi abuelo le contó, que recuerde mi padre, que murió cuando le dieron un fuerte puñetazo en el hígado fuera de combate. Gracias de nuevo.

    ResponderEliminar
  11. Estaré encantado de recibir las fotos que puedas enviarme! Luis Rayo fue el único que vapuleó bien a mi abuelo, seguramente cortando en seco una carrera que iba hacia el campeonato de España. Yo leí en algún sitio que Luis Rayo murió "de una cruel enfermedad" después de una larga agonía (...), pero aún ando rebuscando en los periódicos. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Hola, Ricardo. El mes pasado se presentó mi libro sobre Isidoro Gaztañaga, del que salen varios comentarios en la red, en Ibarra, su localidad de nacimiento. Corto y pego un comentario. Saludos.

    Ricardo: La semana pasada presenté mi libro sobre Isidoro Gaztañaga en Ibarra, la localidad en la que nació. Corto y pego una reseña del mismo:

    67 años después de su muerte, ni siquiera en Ibarra, el lugar donde nació hace más de 100 años, tienen demasiada idea de que existió este gran boxeador y extraordinario personaje que, con toda seguridad, si hubiera entrenado con más asiduidad, si hubiera tenido más vocación, si se hubiera cuidado mínimamente, habría llegado a campeón del mundo en una etapa de la historia del boxeo que produjo fenómenos como Primo Carnera, Max Schmelling, Joe Louis, Max Baer y otros grandes púgiles. Así como en Alemania Hitler quiso utilizar a Schmelling como ejemplo de la raza aria y Mussolini intentó manipular al gigante Carnera, Franco sí consiguió poner a su servicio a Paulino Uzcudun como ejemplo de virilidad y de españolidad,, dos términos que hoy producen rechazo a cualquier persona sensata.
    Por su parte, Gaztañaga fue un boxeador con una extraordinaria pegada, muy superior a la de Uzcudun y, aunque irregular, extraordinariamente espectacular y brillante cuando tenía su día. Precisamente por su imprevisibilidad algunos de los grandes evitaron pelear con él y otros cayeron a la lona víctimas de esa pegada que fue como la coz de una mula y que le valió el sobrenombre de El Martillo de Ibarra. Cuando murió con solo 37 años, la prensa del régimen apenas le dedicó algunas líneas despectivas como acostumbraba a hacer con quienes no militaban en sus filas.
    Durante decenas de años la Federación Española de Boxeo, primero, con el médico personal de Franco a la cabeza, y otros dirigentes más tarde, lo ignoraron por no haber sido tan dócil como su paisano el falangista Uzcudun. Hoy, al fin, con este libro salen a la luz algunas de sus andanzas y prácticamente toda su impresionante carrera deportiva con sus luces y sus sombras.
    Lukas- Juan Osés

    ResponderEliminar
  13. Hola, Lukas, perdona que no haya leído tu comentario hasta hoy! Me encantaría tener un ejemplar de tu libro, ¿cómo puedo conseguirlo? Felicidades por tu reivindicación del gran Isidoro, y un abrazo,
    Ricardo Tejeiro

    ResponderEliminar
  14. Ricardo, tendré el placer de regalarte un ejemplar que te enviaré a la dirección que me indiques. Saludos y enhorabuena por este blog magnifico, tan perfectamente documentado. Gracias.

    ResponderEliminar
  15. Muchas gracias, he leído en Internet las notas de prensa sobre la presentación y tengo muchas ganas de leerlo. Te agradezco mucho el ofrecimiento, la mejor manera de que me llegue es enviándolo a mi nombre a mi trabajo: Ayuntamiento de Tarifa, Plaza de santa María s/n, 11380 Tarifa (Cádiz). Un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. ¡MAGNÍFICO LIBRO el de Juan Osés sobre el gran ISIDORO GAZTAÑAGA! Por fin lo recibí y lo estoy leyendo con emoción. Un tremendo trabajo de documentación sobre un excelente boxeador. Enhorabuena por recuperar la memoria de esta gran figura del deporte.

    ResponderEliminar
  17. Gracias a ti, Ricardo, por tu gran labor de búsqueda de datos de las carreras de estos boxeadores olvidados que fueron grandes personajes que pasaron por dificultades gravísimas para salir adelante.
    Te diré también que hay un intento de hacer una película sobre Gaztañaga. No sé si prosperará, lo que sé es que esto viene de Inglaterra. Habrá que cruzar los dedos.

    ResponderEliminar