¿POR QUÉ "AUDAZ Y TANGUISTA"?

"El gallego, audaz y tanguista, ha nacido cuatro siglos demasiado tarde.
Para él fueron aquellos tiempos de conquista de imperios,
cuando la audacia y el genio de los españoles trocaron en realidad algo
que parecía una quimera"
Así habla un viejo recorte de periódico de mi abuelo, Ángel Tejeiro Casteleiro, boxeador entre 1923 y 1933, campeón de Cataluña del peso ligero cuando aquello suponía el número dos o tres del escalafón nacional de la categoría. Yo no llegué a conocerle, y hoy la Federación Española de Boxeo dice que no sabe, no contesta, que los archivos se quemaron cuando la guerra y que oficialmente no queda constancia de él. Igual es que, para esta gente, tirar de hemeroteca no merece la pena. Supongo que, por el mismo motivo, tampoco saben nada de otros grandes nombres del pugilato español de principios del siglo XX. Hombres bravos con los que mi abuelo compartió una buena amistad -como Hilario Martínez, José de la Peña, Serafín Martínez Font, Ricardo Alís, Víctor Ferrand, Ignacio Ara- o con quienes tuvo la ventura de coincidir dentro y fuera de los rings, como Martín Oroz, Joaquín Valls, Luis Rayo, Tomás Cola, Tomás Thomas y tantos otros. Esta página va dedicada a todos ellos, a recuperar su memoria en unos tiempos en que cualquier payaso se las da de celebridad. Está en construcción, como veis: de momento he recogido datos de Ángel Tejeiro, Hilario Martínez, Martín Oroz, Díaz II, Ángel Artero, José Gironés, Jorge Salvany, Josep Ubach, Emilio Gil "Blind" y Rodri. También se muestra una lista de los campeones de España desde la fundación de la FEB hasta el comienzo de la guerra (que yo sepa, es la primera vez que se publica). Animo a quien quiera honrar a estos grandes boxeadores a que colabore con datos, preguntas, comentarios, fotografías o cualquier otro material. Va por ellos. Va por ti, iaio.

Hilario Martínez (1905-1983)



Mi abuelo (Ángel Tejeiro) fue a los Estados Unidos a combatir de la mano de Hilario Martínez. Ambos habían coincidido una breve temporada en el mismo club de boxeo, y Ángel, que recientemente había sido campeón de Cataluña del peso ligero, fue uno de los seleccionados para ayudar a Hilario Martínez (que llevaba una brillante carrera como boxeador) a preparar uno de los combates más importantes de su carrera, en Barcelona. Cuando Hilario volvió a América, donde ya había estado unos años, llevó consigo a su amigo Ángel. Anduvieron juntos (New York, Puerto Rico, La Habana, Tampa) durante casi un año, cuando una discusión los alejó de forma irremediable. Hilario fue uno de los más grandes boxeadores españoles de todos los tiempos.


Hilario Martínez combatió en 124 ocasiones, entre 1922 y 1938, con 66 victorias (21 por KO), 45 derrotas, 10 nulos, y 1 combate sin decisión. Entre 1923 y 1927 fue Campeón de España de peso ligero, y entre 1934 y 1936, Campeón de España de peso welter.

Nació el 6 de mayo de 1905 en Aielo de Malferit (Valencia), donde hoy una calle lleva su nombre, aunque con 11 años se trasladó a Barcelona.


PRIMERA ETAPA (1922-1925)


Disputó un único combate como aficionado, en julio de 1922 (victoria por KO frente a Beltrán), y en su debut como profesional consiguió ganar el Trofeo del Parque en el peso ligero, tras vencer por puntos a Roger y Conrado Sancho (agosto 1922). Tras derrotar de nuevo a Roger por puntos (septiembre), entra en los programas de las veladas regulares, en las que debuta con una derrota a los puntos ante Emilio Gil “Blind”, Campeón de España del peso ligero (octubre). Durante el año siguiente disputa 8 combates (4 en Barcelona y 4 en Madrid), que a excepción de un nulo, se cuentan por victorias: vence por puntos a Conrado Sancho, Agustín Villar (dos veces), Jean Gachet y Solinis; vence por KO a Guillermo Deprades y Solinis; y hace nulo con Solinis.

El 8 de diciembre de 1923 vuelve a enfrentarse a “Blind” en la plaza de toros de Barcelona, derrotándole por KO en el segundo asalto y consiguiendo así el título de Campeón de España del peso ligero. Durante el año y medio siguiente, Hilario combatirá en 18 ocasiones más, la mayoría de ellas en Barcelona, pero con salidas ocasionales a Oporto, Madrid o Argel. Este periodo se caracteriza sobre todo por los combates internacionales (con púgiles de al menos 8 nacionalidades distintas, algunos de gran renombre), en un infructuoso empeño por combatir por el campeonato de Europa. El balance de este periodo (enero 1924 – julio 1925) arroja 13 victorias, 3 derrotas y 2 nulos:

- 7 Victorias por KO (Fred Davidson, Ali Ben Said dos veces, Janot, Tavares Crespo, Felix Potinko, Jackie Sandal)
- 6 Victorias por puntos (Kessler, Germain, Leukemans, Mouladowitch, Baudry, Wreschauwert
- 2 Derrotas por puntos (Lucien Vinez, Bretonnel)
- 1 Derrota por descalificación (Louis Muñoz)
- 2 Nulos (Louis Muñoz, Debéve)


SEGUNDA ETAPA (1925-1928)

La Habana y Tampa (1925-1926)


Siguiendo la práctica de varios púgiles de la época, acepta la propuesta de su manager, Bertys, de marchar a combatir a América. Llega a Cuba en agosto de 1925, y durante un año disputa en La Habana y Florida (fundamentalmente en Tampa) un total de 14 combates, con 9 victorias, 4 derrotas y 1 nulo:

- 7 Victorias por puntos (Ángel “Soldado” Díaz, campeón pluma de Cuba; Aramís del Pino; Lalo Domínguez, campeón welter de Cuba; Pedro Campo; Johnny Dundèe, ex campeón del mundo; Tony Ross; Joe Glick)
- 2 Victorias por KO (Johnny Simpson; Frank Rice).
- 2 Derrotas por puntos (Jim Morán, campeón de España welter; Arthur Shaekels)
- 1 Derrota por abandono (Estanislao Loayza)
- 1 Derrota por descalificación (Cirilo Olmo)
- 1 Nulo (Frankie Osner)


New York (1926-1928)


En agosto de 1926 se traslada a New York, centro del mundo del boxeo, donde en casi dos años disputa 19 combates, con 11 victorias, 7 derrotas, y 1 nulo. La mayoría de los combates son en New York, donde debuta nada menos que en el Madison Square Garden, aunque pasa un breve periodo en Tampa y La Habana, además de alguna pelea ocasional en Boston. En este tiempo va ganando prestigio y enfrentándose a adversarios de cada vez mayor nivel, en un esfuerzo por hacerse acreedor al combate por el título del mundo, que no llega a disputar. Además, la Federación Española le desposee, el 9 de abril de 1927, del título nacional del peso ligero por incomparecencia ante Tomás Cola. En junio de ese año pasa a combatir en el peso welter. Esta fase finaliza con un prometedor aunque fallido combate en Los Ángeles ante Baby Joe Gans:

- 8 Victorias por puntos (Eddie Elkins; Jack Zivic; Ray Mitchell; Sammy Vogel; Sid Terris; Jack Britton, ex campeón del mundo welter; Andi Divordi; Billy Algers)
- 3 Victorias por KO (Harry Wallack; Johnny McIntyre; Young Manuel)
- 5 Derrotas por puntos (Benny Valger; Harry Felix; Lew Tendler; Willy Harmond; Baby Joe Gans)
-1 Derrota por KO (Billy Petrolle)
-1 Derrota por descalificación (Relámpago Sagüero)
-1 Nulo (Young Manuel)


Barcelona (1928)


En abril de 1928, Hilario embarca con destino a París para descansar unos días, y de allí se dirige a Barcelona. Aunque solo piensa permanecer un par de meses en España, no descarta pelear si le ofrecen una buena bolsa y un buen rival. Solo disputará un combate en este periodo, probablemente el combate más importante de su carrera. El 7 de julio, tras un duro entrenamiento en La Floresta en el que le acompañan púgiles como Ángel Tejeiro, Jim Terry, Daufí o Sotolongo, se enfrenta en la Plaza de Toros Monumental de Barcelona al campeón del mundo del peso welter Joe Dundèe. Sin embargo, el americano se muestra muy superior y le obliga al abandono en el octavo asalto.


TERCERA ETAPA (1928-1933)

New York, Puerto Rico (1928)


Hilario reemprende la marcha hacia New York en agosto de 1928. Le acompaña su esposa, Manolita, así como el ex campeón de Cataluña de los ligeros, Ángel Tejeiro. Durante cuatro meses permanece en New York. La derrota ante Dundèe ha dañado su carrera, y ya no es el Madison Square Garden el lugar en el que combate, ni sus rivales son de primer nivel. Entre New York y Filadelfia disputa cuatro combates, con resultados irregulares:

- 1 Victoria por puntos (Tommy Kid Murphy)
- 1 Victoria por descalificación (Tommy Kid Murphy)
- 2 Derrotas por puntos (Yzzy Grove, Tony Vaccarelli)

Desde New York, Hilario y Tejeiro embarcan en noviembre de 1928 rumbo a Puerto Rico. Hilario disputa allí dos combates: vence por puntos a Pete Martin, y es derrotado a los puntos por Atilio Sabatino. En diciembre Hilario y Tejeiro embarcan de regreso a New York. Fuertemente enfrentados con Bertys, ambos empiezan la tramitación de su separación, presentando la recusación ante la Comisión de Boxeo de New York. Mientras no se soluciona el pleito, no pueden boxear en New York, pero sí en el resto de los Estados Unidos.


La Habana, Méjico, Buenos Aires, Florida (1929-1931)


Tal como estaba previsto, Hilario vuelve a La Habana, donde disputa cinco combates:

- 2 Victorias por puntos (Tony Vaccarelli, Tony de Minguez)
- 2 Victorias por KO (Jack McFarland, Raúl Rojas)
- 1 Nulo (Tommy White), posteriormente cambiado a victoria de White.

En julio de 1929 se traslada a México, donde se ha concertado para el mes siguiente su enfrentamiento con Bert Colima por el título nacional del peso medio. Hilario pierde este combate a los puntos, y también pierde a los puntos el que realiza en septiembre contra David Velasco.

A finales de octubre Hilario parte hacia Buenos Aires con su manager Guillermo Utrera. Debuta en el Stadium de River Plate frente al argentino Justo Juárez, “El torito de Mataderos”, quien le vence por abandono en el octavo asalto.

Vuelve a La Habana, donde es derrotado a los puntos por Relámpago Sagüero (mayo 1930).

Regresa a Méjico, donde además de pelear en 2 combates es promotor en 4 veladas boxísticas que se disputan en Tampico, Monterrey y Torreón. En Méjico vence por puntos a Fernando Aguilar, y es derrotado por puntos por David Velasco.

En mayo de 1931 disputa dos combates en Tampa, con victoria por KO ante Dodge Goodrich y derrota a los puntos ante Wilbur Stokes.


Centro y Sud América (1931-1933)


En junio de 1931, aún a la espera de que se resuelva el litigio con Bertys que le mantiene apartado de los rings de New York, Hilario comienza un largo periplo por hasta siete países distintos de América central y del sur (Puerto Rico, Venezuela, Trinidad, República Dominicana, Panamá, Costa Rica, El salvador). Los datos al respecto son confusos, pero hemos registrado 12 combates distintos, con resultados también desiguales: 5 victorias, 3 derrotas, 3 nulos y 1 combate sin decisión.
- 4 Victorias por puntos (Joe Ralph, López Tenorio, Carlos Dix, Lombardi
- 1 Victoria por KO (Siso Lizardi)
- 3 Derrotas por puntos (Pete Martin, Joe Walker, Portela)
- 3 Nulos (Joe Ralph, Lombardi, Portela)


CUARTA ETAPA (1933-1938)


Cuando en julio de 1933 Hilario regresa a Barcelona, los periódicos alaban los éxitos de su estancia en América. Pero dicha estancia no ha sido tan exitosa, e Hilario, que ha ganado peso hasta situarse en los medios, ha cumplido ya los 28 años. Hace su reentrèe en agosto… y resulta una franca decepción, con dos derrotas a los puntos en Barcelona (Atilio Sabatino y Clemente Moroni). Sin embargo, poco a poco demuestra que sigue poseyendo coraje y afán de superación. Vence a Álvaro Santos por descalificación, y a Manuel Fernández por abandono. Pierde peso de nuevo hasta situarse en los welters, y aunque es derrotado a los puntos por Vittorio Venturi, en un memorable combate que se celebra en Roma en agosto de 1934, en diciembre de ese año se encuentra en disposición de luchar por el título con el campeón nacional de los welter, Martín Oroz. El enfrentamiento se celebra el 5 de diciembre de 1934 en Barcelona, y con su característico estilo elegante y eficaz, tras un combate igualado, Hilario consigue imponerse en los asaltos finales y ganar la decisión de los jueces, proclamándose así campeón de España del peso welter.

Comienza entonces una nueva etapa que, a lo largo de 1 año, le lleva a Palma, Valencia, Lisboa, Argel, y Zaragoza, con 4 victorias, 3 derrotas y 1 nulo.

- 2 Victorias por puntos (Dewancker, Isasti)
- 1 Victoria por KO (Badía)
- 1 Victoria por abandono (Martínez Valera)
- 3 Derrotas por puntos (Isasti, Hoario Velha, Pernot)
- 1 Nulo (Martín Oroz)

A pesar de los resultados irregulares, la combatividad y el buen espectáculo que ofrece Hilario le valen el combate en Berlín, el 9 de diciembre de 1935, por el título europeo de los welter, que ostenta el alemán Gustav Eder. Hilario es derrotado pero consigue levantar a los aficionados de sus asientos. Sin embargo, no puede evitar que Miguel Tarré le derrote a los puntos en marzo de 1936, arrebatándole con ello el título nacional de los welter. Desde ese momento, y hasta el inicio de la guerra civil, Hilario tan solo disputa un combate, en Marsella, en el que el campeón de Grecia, Vacarlis, le derrota a los puntos.

La guerra civil supone un periodo de escasa actividad a nivel pugilístico, aunque Barcelona se encuentra alejada del frente. En agosto de 1936 se organizan diversos encuentros deportivos por toda Cataluña a beneficio de los Hospitales de sangre y las Milicias Antifascistas, en algunos de los cuales participa Hilario. Durante toda la guerra, disputa 8 combates, con pobres resultados: 2 victorias, 5 derrotas y 1 nulo.

- 2 Victorias por puntos (Lorente, Habir)
- 3 Derrotas por puntos (Tarré, Prades, Arambillet)
- 2 Derrotas por descalificación (Paisal, Chamorro)
- 1 Nulo (Ferrer)

No tenemos constancia del momento en que Hilario colgó los guantes, sólo de que en 1943 la Federación Catalana organiza una velada para homenajearle tras varios meses de lucha con la muerte en un hospital. Durante un tiempo será entrenador en los gimnasios de la Obra Sindical Educación y Descanso, en Barcelona, para luego entrar a trabajar en una industria. Fallece en Barcelona en agosto de 1983.
Más información en Wikipedia: http://es.wikipedia.org/wiki/Hilario_Martinez

7 comentarios:

  1. Hola;
    Soy una de las nietas de Hilario Martínez. Ante todo quisiera agredecer las líneas dedicadas a mi abuelo. Hay un punto q no tengo muy claro y me gustaria q me lo pudiera aclarar si es posible. Es la parte en la que comenta que le acompaña a Estados Unidos su esposa Manolita. Mi abuela se llamaba Rosa Maria Navarro y no Manolita. Creemos q mi abuelo tuvo una familia anterior, pero no podemos averiguar nada mas. Gracias por todo. Un abrazo. Raquel. racmiras@terra.es

    ResponderEliminar
  2. Hola, Raquel, ¡encantado de conocer a una nieta del gran Hilario! Te contesto a la dirección de correo electrónico que me indicas. Un abrazo,
    Ricardo Tejeiro

    ResponderEliminar
  3. Hola:
    Soy el nieto de Serafin Martinez Fort, y es grato encontrar a gente que no se olvida de los suyos. ADELANTE.
    virchy@ono.com

    ResponderEliminar
  4. Hola, Virchy, saludos de nieto de ilustre a nieto de ilustre. Te mando a tu dirección de correo un par de regalitos (¿tienes alguna foto de tu abuelo entrenándose con Ignacio Ara y Roca? Pues ya tienes dos). Un abrazo,
    Ricardo Tejeiro

    ResponderEliminar
  5. Hola! Mi abuela es sobrina de Hilario Martinez, Hija de Enrique Martinez. Según comenta (es mayor aunque esto lo ha explicado siempre) En un combate amañado en EEUU tenía que perder y ganó, se fué dejando familia e hija a España, para no volver por que si no lo matan. Y aquí se volvió a casar y tubo mas hij@s.

    ResponderEliminar
  6. Hola! Mi abuela es sobrina de Hilario Martinez, Hija de Enrique Martinez. Según comenta (es mayor aunque esto lo ha explicado siempre) En un combate amañado en EEUU tenía que perder y ganó, se fué dejando familia e hija a España, para no volver por que si no lo matan. Y aquí se volvió a casar y tubo mas hij@s.

    ResponderEliminar